Propósitos de Año Nuevo

Hacer ejercicio, dejar de fumar, pasar más tiempo con la familia o los amigos, leer más novelas, perder algo de peso, etc…

Son los típicos propósitos que nos hacemos el 31 de Diciembre de cada año y que pretendemos cumplir durante el año siguiente. 

Pero, ¿los cumplimos? 

Generalmente, 9 de cada 10 personas abandona en los primeros meses.  

¿Por qué sucede esto?

Uno de los errores más típicos de los propósitos de año nuevo es ser inespecíficos, como hacer ejercicio. Con un objetivo tan difuso, tan poco concreto, no es de extrañar que terminemos abandonando...

Además no basta con que los objetivos sean claros, hay que saber diseñarlos adecuadamente, de forma progresiva. Es decir, no tengamos prisa en poner en práctica nuestros propósitos inmediatamente el día 1 de Enero, podemos planificarnos bien y emprender poco a poco nuestra tarea. 

Siguiendo con el ejemplo de "hacer ejercicio". De nada sirve que el día 1 de Enero te pegues una paliza de correr por el parque si después no vuelves a hacerlo porque te mueres de agujetas. Mejor sigue este esquema: 
 
1º Buscar un gimnasio adecuado
2º Plantearnos un horario realista (una sesión de zumba por semana, por ejemplo)
3º Comenzar una dieta sana que complemente el ejercicio
4º Poco a poco aumentar las sesiones de ejercicio

Sería bueno, además marcarse un objetivo a largo plazo, una aspiración importante que pasa por cumplir todos los pasos anteriores. Por ejemplo: quiero correr la carrera de San Silvestre de 2018, o quiero comprarme un vestido sexy que me quede perfecto para Nochevieja de 2018. 

¿De dónde viene esta tradición?

Proponerse cosas que cumplir en el año venidero es algo que lleva haciéndose desde el origen de la propia celebración de Año Nuevo. Los babilonios y los romanos ya lo hacían, también los sajones. 

Antiguas culturas que llevaban vidas muy diferentes a las nuestras y que, por supuesto, se proponían metas muy diferentes a las nuestras. 

En cualquier caso parece que está en la esencia humana el hecho de plantearse ser mejores o hacer algo bueno, siempre aprovechando la sensación de "nueva oportunidad" que acompaña la celebración de un nuevo año. 

Es el ciclo que termina, y uno nuevo que empieza. Como una oportunidad nueva, un punto desde el que volver a empezar. 

No borramos lo malo que hayamos podido hacer, pero establecer un punto de reset es lo que nos empuja a querer mejorar y eso desde mi punto de vista es algo bueno. 
La parte negativa... Que este ciclo se repite con mucha frecuencia, y las personas tmabién tenemos la mala tendencia a "dejar para mañana lo que puedes hacer hoy"...

En cualquier caso, espero que en esta entrada hayas encontrado las claves para tener éxito en tus propósitos para este 2018, recordando que lo más importante siempre es estar comprometido con tus metas

En mi caso os cuento que mi propósito es escribir más, trabajar en mis libros y mi blog, ofreceros contenido de calidad y centrar en ello mis esfuerzos, con el gran objetivo a largo plazo convertir aquello que me hace feliz en un modo de vida al mismo tiempo.  

Sé que es algo ambicioso, pero el año pasado conseguí el gran propósito: Dejé de fumar. 
Gracias a eso este 2018 me siento con fuerzas para hacer algo mucho más grande, ¡Deseádme suerte!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme. Si te ha gustado la entrada ¡¡Comenta!!

*Al publicar tu comentario verificas que ACEPTAS la Política de Privacidad de este blog. Tus datos personales serán visibles en los comentarios, podrás eliminarlos en cualquier momento. El blog no los usará ni los cederá para ningún fin comercial, ni propio ni ajeno.
Para más información visita la pestaña de POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...