Todos contra el Bullying. El acoso marca a las personas.

Hoy quiero hacer una reflexión acerca de este aspecto del comportamiento humano que existe desde siempre en cualquier país y en cualquier cultura pero que ahora llamamos con esta palabra inglesa. En realidad la traducción al español tampoco es tan rara: ACOSO

Os voy a hablar desde mi experiencia para explicaros el por qué del título de este post.

EL BULLYING MARCA A LAS PERSONAS.


Yo tuve una ifancia que recuerdo como feliz, pero tampoco conocía otros tipos de infancia.
Yo sufrí bullying en varios momentos de mi vida, en diferentes entornos, y eso ha marcado desde siempre mi forma de ser, sin duda.

Me crié con dos entornos. Mi colegio estaba lejos de mi casa de modo que solo me relacionaba con los compañeros durante las clases y el recreo. En compensación tenía un montón de vecinos en mi urbanización con los que jugaba de niña.

Todo iba muy bien hasta que tuve en torno a los 10 años. En clase los niños que vivían cerca del colegio y se veían fuera tenían sus propias bromas, sus anécdotas, sus juegos... Y yo no los sabía, de modo que era "menos amiga" que el resto. No me ignoraban pero a menudo me sentía menospreciada.
Por otra parte en la urbanización se empezó a establecer una especie de reinado del terror por parte de una niña muy mandona y acostumbrada a salirse siempre con la suya. Había que jugar a lo que ella decía, como ella decía y siempre llevaba ella la voz cantante. Un día yo no quise seguirle ciegamente y decidió hacerme el vacío.
Estuve todo un año sin amigos, pero fue peor en verano cuando ni siquiera iba al colegio para relacionarme con mis compañeros de clase.
Además de ignorarme había veces que me pegaban e insultaban y yo fingía que no me importaba, salía a jugar yo sola con la pelota, con la bicileta o con mi perra, hacía ver que no conseguían hacerme daño con su acoso pero lo cierto era que al final, al llegar a casa, lloraba porque me sentía sola.

Es por eso que no creo en las teorías que dicen que los acosadores se ceban con el más débil. Los acosadores acosan a quien les va mejor, por las razones que sean, y quienes los siguen ciegamente son en realidad los débiles. 

Esta experiencia temprana me transformó en una adolescente más bien tímida, y lo peor, me hizo incapaz de detectar cuándo una relación era tóxica. 


Al final me hice un pequeño grupo de amigas que además de ir a mi mismo colegio, vivían cerca. Supongo que nuestra unión fue por practicidad... Éramos un grupo abierto al que cualquiera podía unirse, por desgracia a menudo las personas que dejábamos entrar se convertían en malas experiencias para todas, pero especialmente para mí. 
En esa época sí podía decirse que yo era la más débil. Tenía la necesidad de crear vínculos, de recibir el aprecio que de niña no había tenido, y cualquiera que me mostraba ese cariño se convertía automáticamente en mi mejor amiga. 

Sufrí mucho durante mi adolescencia y primeros años de universidad con personas que llegaban a mi vida pisando fuerte, se convertían en alguien realmente importante y después o bien desaparecían sin dejar rastro, de repente y sin decir adiós, o bien me traicionaban, intentaban poner al grupo en mi contra o inventaban historias para dejarme sola.

Me costó mucho aprender, abrir los ojos y empezar a comprender qué tipo de personas no son buenas amigas. Me costó aprender que en realidad yo ya tenía amigas, buenas amigas que siempre habían estado ahí y que, aunque fueran pocas y no me demostrasen todos los días, ni con tanta intensidad, su cariño hacia mí, estaban ahí y siempre han estado. Más cerca o más lejos, pero siempre. Y en realidad así es la amistad de verdad.

Me pregunto entonces si no hubiera sufrido el acoso que sufrí de niña, ¿Habría vivido estas malas experiencias? ¿Habría dejado entrar en mi vida a esas personas que me han hecho daño? ¿Cómo entendería la amistad ahora?


En mis novelas los amigos siempre están presentes, para mí son parte fundamental de cualquier persona y por tanto de cualquier personaje. Y esa es mi concepción actual de la amistad, una de las cosas más importantes de la vida junto con el amor, la familia y la salud. 

Vosotr@s, ¿Habéis tenido experiencias de Bullying? ¿Cómo os han marcado?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tricia Ross
Ámbar
Primera parte de una emocionante bilogía romántica titulada "Miradas". Amor, lujo, arte y erotismo se entremezclan en una obra madura y ambiciosa, con buenas dosis de intriga, que hará que suba tu temperatura y no puedas evitar seguir leyendo.
€9,90 Tapa blanda