¿Por qué yo soy feminista?

Hoy es el día de la mujer, y como parece que hoy toca hablar de esto, pues hablo... Sin embargo hay que tener muy en cuenta que aunque hoy nos movilicemos, mujeres del mundo, en contra de las injusticias que hoy en día todavía sufrimos por el simple hecho de ser mujer, el día de mañana no habrán desaparecido y lo que deberíamos hacer sería seguir reivindicando nuestro lugar en la sociedad. 

No debemos limitarnos a un día señalado, debemos luchar por nosotras mismas TODOS LOS DÍAS. 


Dicho esto, el tema concreto del que hoy quiero hablar es de Por qué soy feminista, o más bien, qué actitudes creo que me convierten en una mujer feminista. 


Yo soy feminista porque creo con firmeza que los hombres y las mujeres somos iguales en derechos y por tanto deberíamos ser iguales en oportunidades, en estatus social, en el respeto... Iguales en el trabajo, en la vida familiar, y en la sociedad en general. 

Yo soy feminista porque no creo que nadie deba decirme qué aspiraciones tener en mi vida, que como mujer debería tener total libertad para decidir si quiero y en qué quiero trabajar, si quiero ascender o no, si quiero tener pareja y casarme o no, si quiero tener hijos o no y en caso de tenerlos, decidir sin impedimentos si quiero dedicarme a criarlos sin que eso signifique tener que abandonar mi carrera profesional. 

Yo soy feminista porque creo que nadie, ni hombre ni mujer, tiene derecho a decirme qué hacer con mi cuerpo. Si quiero vestir de una forma u otra, si quiero pintar, agujerear, maquillar, cubrir o no cubrir mi anatomía, en todo caso, lo decidiré yo... 
Y soy feminista también porque en todo caso yo decido si quiero gestar y parir un bebé o si por el contrario quiero acabar con mi embarazo en el período prudencial para ello.

Yo soy feminista porque pienso que nadie, ni hombre ni mujer, tiene derecho a criticar que me acueste con quien quiera, cuando quiera y de la forma en que quiera (con consentimiento obviamente) 
Y porque si decido parar, y digo NO, significa NO, y no debería temer hacerlo porque estoy en mi derecho de cambiar de opinión sin consecuencias. 

Yo soy feminista porque lucho para que algún día las mujeres no tengan miedo de ir solas por la calle; para que un piropo sea solo eso, un piropo y no una amenaza; para que se mire más allá de nuestro cuerpo y deje de usarse como reclamo.

Yo soy feminista porque condeno profundamente la violencia machista, porque cada muerte injusta y horrible de una mujer a manos de un hombre es una batalla perdida pero aún así no podemos desfallecer, porque el maltrato es cosa de todos y no podemos apartar la mirada nunca. 

Porque las mujeres no somos propiedad de nadie, somos libres y no hay que olvidarlo jamás.


Yo soy feminista porque sé que, como mujer, puedo trabajar en cualquier puesto, porque sé que puedo aprender cualquier oficio, porque puedo practicar cualquier deporte profesional, porque puedo construir edificios, porque puedo escribir libros, diseñar máquinas, hacer todo tipo de cálculos, inventar, investigar, crear, descubrir, curar, manipular y todo tipo de verbos que se me ocurran... 
Y porque debería cobrar lo mismo que un hombre por hacer lo mismo. 

Yo soy feminista porque creo y siempre defenderé que tener dos cromosomas X no me hace diferente de quien tiene un Y. Que no somos el sexo débil, que no solo somos madres y esposas, que nuestro lugar está en cualquier parte y no en una cocina y que formar una familia es tarea de dos, no solo de la mujer. 

Yo soy feminista porque creo que por encima de todo, hombres y mujeres somos personas, y como es lógico, las hay buenas y malas independientemente de su sexo. 
Porque sé que existen las brujas malvadas igual que existen los príncipes encantadores y en cualquier caso yo decido si quiero buscar el amor, sea del sexo que sea, o permanecer soltera sin que por ello se me aplique ninguna odiosa etiqueta. 

Y lo más importante, soy feminista porque no creo en la discriminación ni negativa ni positiva. Porque para mí debe prevalecer la capacidad de la persona independientemente de su sexo a la hora de acceder a un puesto laboral, porque no quiero que la paridad obligue a nadie a darme un trabajo solo por ser mujer, NO QUIERO QUE ME LO REGALEN solo por ser mujer, quiero ganármelo, y poder ascender sin dejar por ello de vivir mi vida. 

Soy feminista porque tengo fe en que algún día conseguiremos que este día ya no sea necesario, porque sueño con el momento en que mis razones para ser feminista ya no tengan razón de ser, porque algún día por fin la igualdad será real y efectiva y todo este dolor formará parte del pasado.

Pero soy feminista porque hasta entonces seguiré defendiendo estas razones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tricia Ross
Ámbar
Primera parte de una emocionante bilogía romántica titulada "Miradas". Amor, lujo, arte y erotismo se entremezclan en una obra madura y ambiciosa, con buenas dosis de intriga, que hará que suba tu temperatura y no puedas evitar seguir leyendo.
€9,90 Tapa blanda