De la Ficción a la Realidad

Estamos en una época convulsa, extraña, casi de ciencia ficción, y eso me ha hecho plantearme si ha habido casos en nuestro pasado en que las personas hayamos podido sentirnos así de desconcertadas. Continúa leyendo y sabrás lo que he descubierto.

Predicciones de la ficción

Hay muchas anécdotas sobre cómo libros o programas de televisión han vaticinado cosas que estaban por suceder, o directamente las han predicho con una certeza sorprendente.

Todos conocemos la serie animada Los Simpson y cómo predijo que Trump sería presidente de Estados Unidos o que Google dominaría el mundo (al menos el de las comunicaciones), entre otras cosas que han terminado por ser ciertas.

También diversos libros han anticipado hechos históricos que luego se cumplieron, por ejemplo, Ray Kurweil, en su libro “La era de las máquinas inteligentes” avanzó que un ordenador derrotaría al mejor ajedrecista del mundo. Esto se cumplió en 1996 cuando el ordenador Deep Blue de la empresa IBM ganó al ajedrez al campeón Gary Kaspárov.

Por otra parte, otros autores imaginaron en sus novelas cosas, algo menos concretas, que en el futuro se hicieron realidad, como las puertas automáticas y los mensajes de voz que H.G. Wells describió en sus obras en el siglo XIX, o el Gran Hermano de George Orwell en 1984, una novela que nos transportaba a una realidad política y social alarmantemente similar a la actual.

No vamos a entrar a detallar los cientos de avances científicos que “predijeron” autores de ciencia ficción como Julio Verne, H.G. Welles, Aldous Huxley o Ray Bradbury… Pero os animo a que leáis algunas de sus novelas, porque os dejarán con la boca abierta.

Con todo lo anterior, lo que quería era demostrar que, a veces, la imaginación ha llevado a muchos autores a vaticinar sucesos, avances tecnológicos o inventos que han terminado por ser reales, estas predicciones han podido ser más o menos concretas y detalladas, algunas simplemente llamativas, otras increíblemente alucinantes por su nivel de acierto…

He encontrado varias, pero para mí, la que os voy a contar a continuación, es realmente insólita.



Morgan Robertson y su novela, Futility

Robertson fue un oficial estadounidense de la marina mercante, además de escritor de historias cortas y novelas. Entre las más destacadas se encuentra la titulada Futility, or the Wreck of the Titan (Futilidad o el naufragio del Titán) que cuenta la historia de un transatlántico, el SS Titán, que se hundía en las aguas del océano Atlántico al chocar con un iceberg en su viaje inaugural, ¿Te suena?

Pues claro, la película Titanic fue la más taquillera de 1999, con Leonardo Di Caprio y Kate Winslet, pero, ¿sabes que? Futility fue escrito en 1898 y el verdadero Titanic se hundió en 1912, CATORCE años más tarde.

Pero además, Robertson describía a su Titán de manera casi idéntica al Titanic, coincidiendo incluso con su peso, longitud y capacidad de pasajeros. Añadía también dos detalles decisivos: Que la naviera lo consideraba insumergible y con la mayor tecnología disponible, y que, quizá por esa razón, no contaba con suficientes botes salvavidas para todos los que iban abordo.


¿Qué pensáis? ¿Fue esta una premonición que roza lo esotérico, o fue tan solo una casualidad procedente de la imaginación de un hombre acostumbrado al mar y conocedor del mundo naval?


1 comentario:

  1. Muy interesante tu artículo, Tricia. También hay una novela que habla del Covid en Wuhan y creo que se parece muchísimo.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme. Si te ha gustado la entrada ¡¡Comenta!!

*Al publicar tu comentario verificas que ACEPTAS la Política de Privacidad de este blog. Tus datos personales serán visibles en los comentarios, podrás eliminarlos en cualquier momento. El blog no los usará ni los cederá para ningún fin comercial, ni propio ni ajeno.
Para más información visita la pestaña de POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...